Pinar del Río, de cara al arte religioso

Por: Jorge Luis Montesino Grandías

montesinoleandro@gmail.com

La primera Exposición de Artes Religiosas, organizada en 1955 por artistas vueltabajeros y de otras provincias en el Palacio Municipal de Pinar del Río, contribuyó a socializar la creación artística local, con la mirada puesta en el escenario artístico de todo el país.

Un tema como la religión, hasta entonces prácticamente inédito en la provincia más occidental, atrajo a artistas como Joaquín Crespo Manzano, Raúl Eguren Cuesta, Alberto Fernández Riquer, Porfirio Laborí y Amaro Loriga, protagonistas de un salón que sirvió también de debut del grupo Punta, a cargo de catedráticos de la Escuela Provincial de Artes Plásticas y Aplicadas, fundada en 1946.

Foto del catálogo de la exposición.
Foto del catálogo de la exposición.

Como miembros de Punta, los profesores Fausto Ramos, Atilano Armenteros (quien realizó en xilografía la cabeza de una madona que ilustra la portada del catálogo), Juan Ramón González, Universo Picazo, Tiburcio Lorenzo, Miguel A. Chaumont, Julio Fuentes Pino y Gerardo Tejedor facilitaron y organizaron la importante muestra, entre el 2 y el 15 de abril.

Aun cuando no hay constancia de la existencia actual de los documentos originales relativos a las bases conceptuales del Grupo Punta (aunque sí algunos primarios de aquella exposición), es evidente el propósito de artistas e instituciones pinareñas de contribuir a la apertura de modelos artísticos y de devoción dominantes, dado el carácter plural explícito del salón: artes religiosas, criterio con base en el programa, en las obras expuestas y sus títulos.

La exposición se inició a las 9:00 de la noche, en la voz del doctor Francisco Sánchez, alcalde municipal, acompañado de monseñor Evelio Díaz (obispo de la Diócesis), y otros funcionarios de gobierno. El día 10, a la misma hora, el pintor y profesor Gerardo Tejedor Cuerno argumentó sobre las obras en exhibición. Transcurridas cinco jornadas, durante la clausura, el R. P. Claudio Ojea ofreció la conferencia “Las artes religiosas”.

Durante la inauguración, el escultor Miguel A.Chaumont da lectura a los fundamentos del Grupo Punta.
Durante la inauguración, el escultor Miguel A.Chaumont da lectura a los fundamentos del Grupo Punta.

La manera en la que la prensa pinareña significó el salón deja ver el reconocimiento social de que fue objeto. Por ejemplo, Lente, un periódico independiente, le dio amplia cobertura, enumeró logros y tributó frases de encomio: “Surge Acción en Artes Plásticas”, suscribiendo los empeños culturales y modernistas del Grupo Punta, al “que no podemos darle la espalda”. A la sazón, para el periodista local Bernabé Martínez Pacheco fue un “feliz acontecer”.

La historiografía más reciente del llamado “arte religioso” en Cuba actualiza enfoques teóricos y principios teológicos dirigidos al estudio de procesos culturales regionales, populares, individuales, comunitarios y locales a lo largo de la geografía nacional. Así, la historia del arte, de la religiosidad y sus instituciones definen nuevas cartografías en la promoción y examen del arte, debido al influjo de la religión en el proceso cultural cubano. Ejemplo de ello son los salones y exposiciones colectivas y personales en instituciones oficiales y religiosas, investigaciones académicas, libros, ensayos y artículos publicados en el despegue decisivo experimentado desde los años 1990.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*